Voto contra la corrupción lección de los comicios de este 2016

mapa electoralLos comicios de este 5 de junio nos deja a todos los mexicanos una reflexión clara, la gran mayoría de los que salieron a sufragar lo hicieron convencidos de que para mejorar el país es necesario erradicar la corrupción.

Así los cambios de gobernador que se dará en los próximos meses en la mayoría de los estados que eligieron a su mandatario local son un claro ejemplo.

En Chihuahua, donde gobierna el PRI en la persona de Cesar Duarte Jacques, la gente le ha manifestado al PRI que ya no quiere más gobiernos corruptos, que llegan con poca fortuna y salen millonarios; y en esta ocasión no fue la excepción, el neo banquero Cesar Duarte deberá rendir cuentas a su partido, a los Chihuahuenses y a los mexicanos en general del como se hizo del capital suficiente para ser accionista de un banco, mientras que su estado sufre de pobreza

En Tamaulipas, Egidio Torre Cantú, solo demostró que las gubernaturas por herencia o de rebote no son buenas, ya que el estado sufrió ingobernabilidad durante estos últimos seis años, donde, nuevamente, el crimen organizado sentó sus reales haciendo y deshaciendo frente a los ojos del gobernador.

Los tamaulipecos han dicho ¡un basta¡ a Egidio Torre y su camarilla de ladrones que mantiene como secretarios de despacho, donde de la voracidad por el dinero se manifestó entre la burocracia y clase política rica y una sociedad atemorizada y presa del crimen organizado.

Durango, gobernado por el PRI, en la persona de Jorge Herrera Caldera, y que poco ha hecho para hacer avanzar económicamente a un estado que cuenta con riquezas naturales, otorgo al PAN la gubernatura en espera que cambie el futuro de uno de los estado que durante años fue baluarte para la cinematografía nacional e internacional, pero que su población se ha quedado en un retraso económico de por lo menos 40 años

Veracruz, gobernada por el PRI a través de Javier Duarte de Ochoa, solo mostró que su única forma de gobernar ha sido a través de atemorizar a la gente, un estado que también ha sido sometido por el crimen organizado, quizás en complacencia del gobierno estatal.

El endeudamiento creciente que muestra Veracruz ha sido otro factor para que la gente le otorgue al PAN la gubernatura, ahora se espera que el PAN trabaje con el ejemplo y erradique la corrupción en aquel estado.

Quintana Roo, otro estado que ha incrementado el nivel de su deuda, también muestra el cambio, el actual gobernador Roberto Borge Angulo, de extracción priista, poco ha hecho para hacer crecer el estado que por naturaleza le da una ventaja sobre otros estados y países en turismo.

Al contrario lo ha sumido en una serie de normas y reglas que impiden el buen desarrollo del sector turístico, permitiendo que camarillas del crimen organizado arrebaten los consorcios turísticos

Ahora lo gobernara el PAN en la persona de Carlos Joaquín González, ex priista y que durante años busco la gubernatura.

Oaxaca, gobernada por una alianza del PAN-PRD en la persona de Gabino Cue Monteagudo, es un claro ejemplo de que las alianzas no son viables si a quien se postula no tiene idea de cómo ejercer un poder.

Oaxaca se ha sumido en la ingobernabilidad, donde puede más un grupo de profesores, o el crimen organizado, donde la inestabilidad social está presente y cualquier circunstancia es motivo para hacer del estado cuna de grandes personajes históricos, en una tierra de nadie.

Alejandro Murat, por el PRI, tiene la tarea de recomponer el tejido social en Oaxaca, erradicar al crimen organizado, a la pobreza y la discriminación que aún siguen sufriendo muchos oaxaqueños dentro de su estado natal.

Sinaloa, un estado gobernado por la alianza PAN-PRD en manos de un priista, Mario López Valdez, también demostró que mientras las alianzas solo busquen el triunfo por el triunfo sin establecer una estrategia de gobierno, de políticas públicas, solo entregaran el poder a quine disfrazado con piel de oveja se convierta en un lobo que entregue el poder a su instituto político que lo vio crecer políticamente.

Sinaloa también ha perdido el empuje que durante años tuvo como sitio turístico, de entrada de mercancía para el comercio y se ha hundido en ser un estado más que desaprovecha su situación geográfica y natural.

Los restantes estados no mostraron cambios, quizá porque simplemente los cacicazgos políticos y sus alianzas con el crimen organizado mantienen a la población con un miedo a hablar y decidir su futuro.

2016 es la puerta de entrada para el 2018, por ello los partidos políticos deberán reflexionar la lección de este cinco de junio, ya no más corrupción, basta de partidos políticos que se creen dueños del país y la voluntad de la gente, pero sobre todo que los mexicanos poco a poco ha empezado a abrir los ojos y podría haber un cambio radical en la política del país.

Quedan dos años, para que la clase política y sus partidos demuestren que primero están los intereses de la gente y el país y en segundo lugar los intereses de partido y particulares o de lo contrario el mapa político seguirán cambiando.

Deja un comentario





Pages

Categories

Pages

Categories

Diario 7 Noticias
(C) 2016 / diario7noticias.com
prohibido el uso de la información aqui mostrada sin mencionar créditos.
Copyrigh derechos reservados.