Nuevos hallazgos olmecas

El libro Olmecas aborda el fenómeno cultural de lo olmeca en todas sus facetas. Ésta es la labor pionera de Ann Cyphers, en los sitios arqueológicos de San Lorenzo y La Venta; Lynneth S. Lowe, que trabaja en Chapa de Corzo, un sitio donde se desconocía la presencia de esa cultura, pero ahora sabemos que a través de los ríos hubo una vasta diseminación de la misma, desde lo que se sigue considerando la zona nuclear de esta cultura.

La doctora Teresa Uriarte revela de este modo, parte del contenido de Olmecas, libro que incluye nuevas tesis de investigadores, de una cultura considerada fundadora, y que será presentado el cuatro de abril en la sede de la Udlap Jenkins Graduate Shool, con sede en la Ciudad de México

“Paralelamente en otros lugares de Mesoamérica había sitios en los que tenía presencia, influencia, relación o conquista”, agregó Uriarte, y aseguró : “Cuando Miguel Covarrubias redactó su carta de la evolución de los rasgos de Tlaloc, se basó en el estilo asociado con arte y una manifestación estética de la cultura.

El ejemplar fue editado por Jaka Book y la UNAM, y se suma a diversas publicaciones nacionales y extranjeras sobre la que ha sido considerada la cultura madre en Mesoamérica, sin embargo, en esta serie de estudios se divulgan nuevos campos temáticos y hallazgos recientes.

Considerada una “reconocida olmequista”, como la define Enrique Graue, rector de la UNAM, en el prólogo del libro, María Teresa Uriarte es la editora de Olmecas, y afirma que en este libro en el capítulo escrito por ella resalta que en “Teotihuacán hay evidencia de signos jeroglíficos que aparecen en la escritura de la Estela de la Mojarra y que después encontraremos en la escritura maya” .

“Como editora lo que traté de hacer fue reunir lo más reciente que había sobre investigaciones olmecas. Lo más novedoso es el capítulo sobre escritura, que Erik Velázquez y Albert Davletshin, de la Universidad de Moscú, redactaron a partir de un análisis de lo que podría empezar a ser el germen de la escritura olmeca. Ellos en otros estudios indagan sobre lo epiolmeca”.

Uriarte además explica que en el capítulo de William L. Fash habla sobre la presencia olmeca en Honduras, en Copán especialmente. Además que Ponciano Ortiz y Carmen Rodríguez escriben sobre sus exploraciones en el sitio de El Manatí. “Es un trabajo fenomenal donde aportan mucho a la riqueza de este libro. Anatole Pohorilenko y yo tuvimos la idea de hacer este producto. El murió y ya no pudo verlo publicado, pero dejó un estudio fundamental sobre: Marcos bucales como altares decorativos Olmecas”.

El ejemplar contiene además un estudio sobre: “El arte olmeca en las tierras bajas mayas”, de Eduardo Chinchilla. Y uno de Bárbara Arroyo sobre la presencia olmeca en el altiplano y Costa de Guatemala.

La editora de este texto asegura que los lectores van a encontrar muchas respuestas sobre una cultura o “culturas” que dominaron una época en la historia de Mesoamérica.
La especialista concluye: “si queremos saber si hubo o no una escritura olmeca, vemos con Albert Davletshin un viaje al pasado, desde lenguas muy antiguas como el protomixe o el protozoque, las raíces que llevan hacia lo olmeca, cómo se analiza y cómo se hacen las relaciones entre los hablantes y de ahí la derivación de una escritura. Lo hace con la participación de Erik Velázque especialista relevante en el tema.

Olmecas recoge evidencias de la presencia de esa cualtura desde Morelos hasta Centroamérica.

Deja un comentario





Pages

Categories

Pages

Categories

Diario 7 Noticias
(C) 2016 / diario7noticias.com
prohibido el uso de la información aqui mostrada sin mencionar créditos.
Copyrigh derechos reservados.